domingo, 29 de junio de 2014

El hostelero bonariego Manuel Avilés Martín regala 150 películas infantiles a los niños enfermos de cáncer y leucemia del hospital Virgen del Rocío.

Manuel Avilés y Salomé
Desde el pasado mes de junio los niños ingresados en la unidad de Oncohematología Pediátrica del hospital Virgen del Rocío de Sevilla cuentan con un motivo más  para sonreír y hacer más llevaderos los tratamientos que les ayudarán a superar su enfermedad, gracias a la donación de 150 películas por parte del empresario, emprendedor y filántropo Manuel Avilés Martín.

Las familias y jóvenes, procedentes de distintas localidades de Huelva, Sevilla y Cádiz, recibieron el regalo con los brazos abiertos y agradecieron el gesto de Manuel; especialmente ante la llegada del verano y la oportunidad de divertirse en compañía, frente al televisor, viendo a sus personajes favoritos mientras permanecen ingresados.  

El autor de esta acción altruista, al ser entrevistado, destaca la humanidad y la ayuda que todos podemos ofrecer, en la medida de nuestras posibilidades, a quienes sufren y tienen necesidades. De hecho, se muestra enormemente orgulloso de haber colaborado anteriormente con instituciones como  Proyecto Hombre o el Hogar del Pastorcito del Rocío, en Almonte. Y es que imaginar la sonrisa dibujada en las caras de estos niños no tiene precio, según reconoce. Para Manuel, "el mayor sufrimiento de una persona es no poder ayudar a los demás".  

La colección de películas ya forma parte de la videoteca de la Unidad de Oncohematología Pediátrica y se une a los recursos que, desde 1985, vienen gestionando la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y Ándex para ayudar a estos niños.

Es precisamente Ándex, la Asociación de Padres de niños con Cáncer de Andalucía fundada hace 29 años por la doctora Ana María Álvarez, la entidad que más activamente colabora en las estancias de los jóvenes durante sus tratamientos, ofreciendo los servicios y el apoyo constante de todo un equipo de educadores, psicólogos, trabajadores sociales y voluntarios. Estos últimos son ya 160 y acuden todas las tardes del año a acompañar y animar con juegos a los niños y sus familias.

Nuestro vecino Manuel Avilés Martín se une así a una larga lista de empresas privadas, deportistas, actores,  hermandades, artistas y particulares que ponen su grano de arena para facilitar la vida a todos los afectados.

Alumnos de 4º de ESO de la materia de Información y Comunicación del IES Catedrático Pulido Rubio, de Bonares.
Publicar un comentario